¿Que Información desea encontrar en este Blog?

lunes, 24 de mayo de 2010

Articulo Informativo: Rentabilidad financiera



Rentabilidad financiera


En economía, la rentabilidad financiera o “ROE” relaciona el beneficio económico con los recursos necesarios para obtener ese lucro. A nivel empresa, muestra el retorno para los accionistas de la misma, que son los únicos proveedores de capital que no tienen ingresos fijos.


La rentabilidad puede verse como una medida de cómo una compañía invierte fondos para generar ingresos. Se suele expresar como porcentaje.





Por ejemplo si se coloca en una cuenta un millón y los intereses generados son 100 mil, la rentabilidad es del 10%. La rentabilidad de la cuenta se calcula dividiendo la cantidad generada y la cantidad que se ha necesitado para generarla.


Fórmula de Du Pont


A efectos de poder realizar un análisis más detallado de las causas que generan rentabilidad, en la empresa Du Pont se desarrolló a principios del siglo XX la fórmula de Du Pont que desagrega la fórmula anterior en dos términos:


De esta forma la fórmula de rentabilidad se divide en dos términos. El primero de ellos indica la Rentabilidad Neta sobre Ventas, en tanto el segundo muestra la rotación de las ventas sobre el patrimonio.


Existen empresas que siguen una estrategia de líderes en costes que basan su rentabilidad en una alta rotación con un bajo margen. Es decir venden mucha cantidad pero con poco margen en cada venta. En tanto otras empresas basan su rentabilidad en unos altos márgenes, pero una rotación baja.


Beneficio económico


El beneficio económico es la riqueza que obtiene el actor de un proceso económico. Se calcula como los ingresos totales menos los costes totales de producción.En el caso más común es la diferencia entre el valor que tienen los bienes resultado del proceso productivo (productos) y los que se emplearon en el mismo (insumos).


El beneficio económico es por tanto un indicador de la creación de riqueza. Si es positivo el valor de los bienes creados será superior al de los utilizados, y por tanto se estará creando riqueza. Si es negativo el valor de los productos será inferior al de los insumos, y por tanto se estará destruyendo riqueza, en este caso se denomina pérdida.


En un libre mercado, una empresa es más exitosa cuanto mayor sea el beneficio o ganancia que obtiene, que se concreta como la diferencia entre los ingresos obtenidos y el capital invertido.


Rentabilidad social


El concepto de rentabilidad social como contrapartida de rentabilidad económica hace referencia a proveer a la sociedad más beneficios que pérdidas. Toda empresa pública tiene como uno de sus fines principales este tipo de rentabilidad, puesto que su objetivo más importante no es generar ganancias sino dar a la sociedad un servicio que le sea útil y le evite problemas.


Un típico ejemplo es el del ferrocarril, un medio de transporte que muchas veces es deficitario pero es sin embargo imprescindible, entre otras cosas, para el abastecimiento y la comunicación de pueblos aislados y el fomento de economías regionales. En este caso puede no haber rentabilidad económica en lo más mínimo, pero sí hay rentabilidad social.


Las empresas privadas pueden también perseguir la rentabilidad social, aunque sea por cumplir con la legislación. Se habla de responsabilidad social primaria y responsabilidad social secundaria. La primera hace referencia a la necesidad de reparar los daños causados por su operación; en el caso de una petroquímica se correspondería con el uso de los productos necesarios para evitar la contaminación ambiental. La segunda depende ya de la situación económica de la empresa y tiene que ver con el otorgamiento directo de beneficios a la sociedad; claro ejemplo de esto sería la Fundación Ronald McDonald, por medio de la cual la cadena internacional estadounidense de comida rápida McDonald's ayuda a niños enfermos.


La responsabilidad social secundaria es usada a menudo como propaganda o lavado de cara cuando la empresa está acusada de algo que daña su imagen, por el contrario de la responsabilidad social primaria, que es una obligación por ley en muchos países.


Según la crítica neoliberal, en un régimen de libre empresa no hay Rentabilidad económica sin Rentabilidad social, ya que la empresa sólo puede ser rentable si satisface las demandas de los compradores.