¿Que Información desea encontrar en este Blog?

sábado, 21 de junio de 2014

COMO REDACTAR UN CUESTIONARIO I

Un escrito vigoroso es conciso, una frase no debe tener palabras innecesarias un párrafo no debe tener frases innecesarias por la misma razón que un dibujo no debe tener líneas innecesarias ni una maquina partes innecesarias.


Es así de importante la redacción precisa de una pregunta si es de mucha importancia probablemente más de lo que usted se imagine. Ciertos estudios indican que la forma exacta como se redacte y se formule una pregunta puede inclusive invertir los resultados. Por ejemplo una encuesta del New York Times y el noticiero CBS hizo esta pregunta ¿cree usted que debe haber una enmienda a la constitución que prohíba los abortos o que no debe haber esa enmienda? Las respuestas fueron:


En favor de la enmienda veintinueve por ciento. Incierto nueve por ciento. Opuesto a la enmienda 62 por ciento, mas adelante en la encuesta a las mismas personas se le hizo una pregunta con un pequeño cambio en las palabras y esto produjo un resultado muy diferente, ¿cree usted que debe haber una enmienda  ala constitución que proteja la vida del niño que no ha nacido o no debería haber esa enmienda?


·         En favor de la enmienda 50 %
·         Inciertos  11%
·         Opuesto a la enmienda 39 %


Las dos formas de redactar las preguntas produjeron indicaciones opuestas de la investigación de la opinión publica significa diferencia muchas veces diferencia crucial.


Un cuestionario debe cumplir dos propósitos básicos traducir los objetivos del proyecto de investigación en preguntas especificas que los encuestadores puedan responder 2 motivar a el encuestador para que coopere y suministre la información correcta. Todas las reglas guía y pistas acerca de como redactar cuestionarios no son otra coso que manera de cumplir con estos dos propósitos.


PASOS DE LA REDACCION DE UN CUESTIONARIO


Cada investigador desarrolla su propio sistema para la redacción de un cuestionario. Cualquiera que sea la técnica sin embargo esto usualmente incluye los seis  pasos siguientes.


1.   Consulte su formulación de los objetivos del estudio y con base en ella desarrolle una lista de información por obtener, esto puede tomar la forma de pregunta especificas, frases o palabra claves tales como lo que le gusta o lo que no le gusta del producto. Esta lista se constituiría en la base para el desarrollo de sus preguntas. Este paso es crítico, no lo omita. No hay manera de redactar un cuestionario sin entender con precisión la información que se necesita conseguir.
2.   Considere el método de la recolección de datos correo, teléfono o entrevistas personales. Esto obviamente afecta las formas en que se hacen las preguntas, su orden y cual debe ser el formato del cuestionario.
3.   Elabore el borrador del cuestionario.
4.   Haga que alguien preferiblemente alguien que no este directamente involucrado en el estudio lea el borrador del cuestionario y lo critique.
5.   Someta a prueba el cuestionario.
6.   Haga las revisiones necesarias y proceda con el estudio.


Otro mecanismo útil de aprendizajes es obtener los comentarios de los entrevistadores cuando concluye el estudio. Si viene es demasiado tarde para hacer algo en relación con este proyecto, los comentarios de los entrevistadores sobre lo que funciono y lo que no funciono durante este estudio, pueden ser de ayuda para mejorar el proyecto siguiente.


PUNTOS DE VERIFICACIÓN:


Una vez elaborado el borrador del cuestionario, al revisarlos se debe tener en cuenta algunos puntos que merecen doble verificación:


1.   Responde el cuestionario a los objetivos del estudio
2.   Son necesarias todas las preguntas, las preguntas extras implican mas costos y aumentan la exigencia para los encuestados.
3.   ¿Podrá el encuestador contestar las preguntas? Esto quiere decir, ¿es factible que el tenga la información que Ud. le está solicitando? ¿Podrá recordarla?
4.   Las preguntas que piden a los encuestados decir cosas que no pueden recordar con precisión, usualmente producen mala información, pues los encuestados trataran de darle esa información aunque tengas que inventarla.
5.   ¿Querrán los encuestados contestar las preguntas? Los asuntos delicados y privados pueden ser un problema en este aspecto aunque las personas están mas dispuesta a discutir estos teman, de lo que uno podría esperar. Las preguntas que implican mucho trabajo o que exigen del encuestado dedicar un esfuerzo extra a recoger la información necesaria para una respuesta, pueden hacer que la entrevista se interrumpa en forma abrupta.
6.   ¿Es fluido? ¿Suena más como una conversación natural que como una serie de preguntas no relacionadas? ¿Tiene lógica y consistencia interna? En otras palabras, ¿tiene sentido?
7.   ¿Es de una extensión razonable? La única forma de probar verdaderamente esto es leerlo en voz alta y hacer que alguien lo conteste. Solo leerlo y releerlo para usted mismo, no es un buen indicador de la extensión.
8.   Una pregunta, ¿Podrá un entrevistador o un encuestador llenar el cuestionario?
9.   ¿Podrá alguien con menos conocimiento sobre el estudio que usted, completar el cuestionario? Una prueba previa puede ayudar a determinar esto, pero a menudo es posible evitar problemas simplemente siendo honesto con usted mismo sobre este punto.
10.       ¿La secuencia de preguntas es correcta? Asegúrese de haber organizado las preguntas de tal modo que una de ellas no influya en la respuesta de otra.

11.       ¿Han incluido transiciones e introducciones? Si se quiere que el cuestionario se aproxime a una conversación, es necesario construir en él puentes entre preguntas y secciones.