¿Que Información desea encontrar en este Blog?

sábado, 24 de mayo de 2014

BENEFICIOS DEL MANEJO DE PERCEPCION III

Características de la comunicación asertiva


La expresión de opiniones y peticiones en forma ambigua e indirecta hace que la comunicación se distorsione y sea ineficaz, pues crea confusión para quien escucha, al no saber exactamente a que se está refiriendo; y frustración para quien se manifiesta, si su interlocutor no logra adivinar o caer en cuenta de la intención del mensaje. Ejemplo: una persona puede decirle a otra, ¿Sabías que están presentando una excelente  película cerca de aquí? Cuando realmente lo quiere decir es (Deseo que vayamos juntos a el cine) la comunicación directa facilita una comunicación oportuna.


Es honesta


No es un arma para manipular sutilmente, se trata más bien de expresiones y acciones auténticas sin minimizarse a sí mismo o a los demás, algunas situaciones que evidencian la falta de honestidad son:


  • Decir o hacer lo que otros esperan para obtener beneficios personales.
  • Adular a los demás para que se haga lo que otra persona quiere que se haga.
  • Decir todo lo que se cruce por la mente colocándose a sí mismo por debajo. Ejemplo, (gracias por invitarme a el coctel) (nunca había ido a uno y me moría de ganas por asistir)
  • Decir todo lo que se piensa en aras  de  la sinceridad y la franqueza descuidando como esto puede afectar al otro Ejemplo: (francamente creo que este empleo es muy complejo para ti, busca algo acorde  a tus capacidades).
  • En ocasiones las personas que tienen deficiencias para expresar abiertamente lo que sienten, utilizan frases hostiles para encubrir sentimientos como preocupación, temor e incluso afecto, provocando en los demás un efecto contrario al que esperaba Ejemplo: (muy buena tu vida no) ¡ yo todo lo que me he sacrificado por ti y mira con lo que resultas.


Es apropiada


Tiene en cuenta el contexto particular, esto es, el lugar, el momento oportuno, el tipo de relación que exista con la persona. Por ejemplo, hacer un reclamo a un compañero de trabajo, estando muy alterado y cuando éste se encuentra ocupado en su oficina atendiendo artos clientes, no es ni un lugar ni un momento apropiado para ninguno de los dos lo apropiado en la asertividad indica que las variaciones en la forma de decir las cosas depende de las relaciones que se establezcan con las personas. No será lo mismo negarse a una invitación a almorzar, de un compañero de trabajo que apenas se conoce, a decírselo a la pareja con quien existe una forma de comunicación particular y única.


Es congruente


La concordancia entre los mensajes verbales y no verbales es de vital importancia porque determina la efectividad de la comunicación y dice de la forma como las personas se relacionan entre sí. La postura del cuerpo, mirada, gestos faciales, pueden descalificar lo transmitido con palabras y convertirse incluso en una manifestación agresiva. Decir, (estoy muy feliz) con voz sarcástica, con una sonrisa congelada y la expresión facial tensa, no solo resulta incongruente sino que genera en quien escucha, desconcierto e indisposición, lo que probable mente concluya en deterioro de la interacción entre la dos personas


Comportamientos asertivos y no asertivos


La teoría de la asertividad establece diferencias entre los comportamientos activos y los que no los son. Estos últimos  se refieren a la sumisión o pasividad y hostilidad y agresión. Las descripciones de estas tres tipificaciones son puntos extremos en el continuo comportamiento, sin embargo en la realidad, este puede tener mil matices.


  1. Sumiso
  2. Asertivo
  3. Agresivo


Esta teoría no tiene como fin rotular a las personas ni significa que existan algunas cuyo comportamiento sea totalmente pasivo, agresivo o asertivo. Una persona puede tender a actuar en el trabajo, bajo ciertas circunstancias en forma sumisa, con una deliberada intención adaptativa; con mayor frecuencia ser asertivo con su grupo de amigos y en ocasiones, indiferente o sarcástico (agresivo) con su pareja, en situaciones de conflicto conyugal.


El comportamiento individual no puede esteriotiparse estrictamente de una u otra forma. Es necesario tener en cuenta que la variación sutil de los matices puede responder a la intensidad, frecuencia, circunstancias, contexto, características personales, etc. Esta fluctuación en las acciones de una persona, es equiparable a la que registra el equalizador de un equipo de sonido que capta desde los más bruscos a los más leves e imperceptibles cambios en el sonido.


Así mismo el comportamiento del ser humano es dinámico y cambiante. La forma de actuar hoy, no es igual a la de tiempo atrás, y dado que la naturaleza humana es compleja, tampoco es posible predecir cómo actuaría una persona si las condiciones internas o externas se modifican. Por estas razones los siguientes indicadores deberán tomarse sólo como tendencias en la conducta humana y ser considerados en la integración que envuelve lo que se dice con palabras y lo que se expresa corporalmente.