¿Que Información desea encontrar en este Blog?

martes, 13 de mayo de 2014

El presente de los negocios en la red; El nuevo paradigma, Computación omnipresente

El presente de los negocios en la red


Si consideramos la situación actual, la presencia de las impresas en Internet puede dividirse en seis fases:


·   Fase 1 yo también estoy en línea: en esta etapa, la empresa acaba de establecer una página web. Sin embargo, todavía no se dispone de una estructura real. No hay un motor de búsqueda, sólo se exhibe parte de la información de los productos y no hay forma de comunicarse con el personal


·        Fase 2. "Sitio web estructurado": el sitio web ahora cuenta con una estructura apropiada, se puede utilizar un motor de búsqueda para encontrar palabras clave y es posible acceder a toda la información de la empresa y comunicarse con el personal.


    Fase 3 "Primeros pasos en el e-commerce": la empresa intenta la venta on-line de información, productos, etc. El sistema no está conectado a las bases de datos reales. Es lento, caro y no muy seguro. No existe la posibilidad de conectar el sistema Interno la empresa con el de otra compañía.


·        Fase 4 "Operación de e-business": el sitio web cuenta con un vínculo directo a los sistemas informáticos de la organización, permite el acceso a la información de las bases de datos internas y utiliza protocolos de seguridad para transmitir datos entre la empresa y el cliente u otras empresas. Las operaciones on-line permiten reducir costos y obtener ganancias.


·        Fase 5: "E-business omnipresente": los usuarios pueden acceder a los datos de la empresa y transmitir o recibir información mediante cualquier dispositivo que contenga un chip (teléfono móvil, automóvil, etc.


·        Fase 6: "Un mundo, una computadora": todos los dispositivos que contengan chips estarán interconectados y crearán un inmenso repositorio de información. Mediante la orientación a objetos, se podrá intercambiar todo tipo de información entre dispositivos, para los que las aplicaciones resultarán transparentes. Los usuarios no sabrán exactamente de dónde proviene la solución a sus problemas.



·        En la actualidad, la mayoría de las empresas se encuentra cerca de la fase 2 o en algún punto intermedio entre ésta y la 3. La mayoría pretende llegar a la fase 4. La intención de identificar los estándares y sus propietarios, además de imaginar el futuro de internet de aquí a cinco años.


EL NUEVO PARADIGMA 


En los últimos años, Internet dejo de ser únicamente una red científica para convertirse en una plataforma que abre las puertas a una nueva generación de negocios: La primera ola de negocios electrónicos se relacionaba con el intercambio de información. Sin embargo, el paso del Tiempo ha permitido el acceso a un número cada vez mayor de aplicaciones. En la actualidad, mediante Internet se pueden hacer compras en línea, reservar pasajes o incluso obtener traducciones de texto al instante. Por ejemplo, la mayoría de los bancos del mundo ofrecen aplicaciones de banca electrónica. Todos los días millones de personas realizan consultas de saldos, transferencias de dinero y otras transacciones. La administración pública ha descubierto que Internet es un medio eficiente para comunicarse con el público en épocas electorales; en poco tiempo, incluso las elecciones electorales se realizaran por Internet.


Internet está cambiando el concepto de programación de aplicaciones. Vamos hacia la computación Omnipresente y los servicios electrónicos. La tecnología Jini es una de las primeras implementaciones de lo que podría denominarse "Un mundo, una computadora". Jini permite que los dispositivos, es decir, cualquier artefacto con un chip incorporado y una conexión a Internet, se comuniquen entre sí mediante un lenguaje común. Otras empresas han comenzado a desarrollar paradigmas, tecnologías y visiones similares, como la tecnología T Space de IBM y la estrategia de E-Service de Hewlett-Packard.


Probablemente el lector ya conozca el ejemplo del refrigerador vacío que encarga leche al almacén mediante el envío de un e-mail. Ya existen prototipos en los que un lector de código de barras detecta que productos entran y salen del refrigerador. Posiblemente ésta no sea una verdadera necesidad para muchas personas, dado que el almacén además de comprar comida es un ámbito social, y por eso no se puede remplazar por un par de chips. Sin embargo para aquellos que no tienen tiempo de hacer compras o que tienen dificultades para desplazarse esta podría ser una opción válida.


Poco a Poco están emergiendo nuevas tecnologías: por ejemplo, en Helsinki se puede pagar una bebida gaseosa utilizando el teléfono celular; en ver de insertar monedas en la máquina expendedora, se llama a un número especial para obtener la bebida. En Europa más teléfonos celulares que computadoras, por lo que es inminente la integración entre la tecnología comunicacional y la informática.


Mediante la tecnología comunicacional, los usuarios de teléfonos celulares de tipo GSM reciben resúmenes de noticias que los mantienen informados acerca de las novedades en materia de política y finanzas. El futuro de la informática no está en las computadoras personales individuales sino en otros dispositivos.


Si bien estas aplicaciones pueden ser de mayor utilidad para todos, la meta de internet, no es ser un medio masivo de comunicación como la tv y la radio; sino que es una infraestructura para diversos nichos y mercados masivos. Consideremos dos aplicaciones que pueden resultar útiles para muchos automovilistas.


1.           Ahorro: el automóvil podría enviar un pedido a todas las estaciones de servicio dentro de un área de 10 kms para averiguar cuál es la más barata. A continuación el sistema de navegación del auto indicaría al conductor la ruta apropiada.
2.           Prevención: después de un accidente el automóvil podría verificar la gravedad de la colisión, y si fuera necesario, llamar una ambulancia o a la policía.


COMPUTACIÓN OMNIPRESENTE


La próxima etapa lógica en la evolución de las computadoras es la de conmutadora omnipresente. Internet ha permitido la conexión y el intercambio de información entre computadoras. La conexión de todo tipo de dispositivos creara una Internet miles de veces más grande de la actual, con más posibilidades que el simple intercambio de información. Las empresas podrán ofrecer todo tipo de servicios, desde los más básicos, como imprimir un documento en la impresora más cercana, hasta los más complejos, como crear un breve informe acerca de la situación financiera de la compañía.


En un mundo interconectado de tales características, todo pasa a formar parte de un enorme sistema. Esto suena como la frase de los Borgs, esos malvados personajes de la serie Viaje a las Estrellas: "Usted será Asimilado". Los Borgs son una civilización que trabaja y vive en forma colectiva, guiados por una mente única, por lo que no pueden subsistir individualmente, sin los otros miembros de la comunidad.


Es de esperar que la introducción de las nuevas tecnologías no se fundamente en una presión de este tipo, sino en los acuerdos, la comprensión y la cooperación.


Sería muy preocupante que esta meta se lograra mediante el establecimiento de los estándares propietarios; por otra parte, sería un logro superfluo si para su obtención se desperdiciaran recursos valiosos. La construcción de este nuevo orden mundial se basa a sistemas, fuentes, estándares y servicios abiertos podría significar un verdadero salto al futuro. Todavía está por verse si Jini resulta una tecnología exitosa. De todas maneras, el rumbo ya fue trazado, y todos aquellos que no quieran quedar rezagados deberán seguirlo.


Aunque la computación omnipresente recién está despegando, el conocimiento cabal de la materia otorgará al lector una importante ventaja competitiva en el momento de su implementación. Sin embargo antes de incursionar en el tema, cada uno deberá considerar cuidadosamente la idea de negocio que tiene en mente, ya que para tener éxito en internet, no podemos dar el primer paso en falso. Si no aun la infraestructura de IT (Tecnología de la información) resultara inútil.