¿Que Información desea encontrar en este Blog?

sábado, 19 de septiembre de 2015

IMPACTO DE INTERNET EN LA MÚSICA

El hecho de que la música sea un producto global que se puede vender de forma inmediata en Internet sin entrega física (formato MP3), hace que sea un producto idóneo para su distribución por Internet, en forma de bits. El ahorro de costes de distribución que se produce en los formatos electrónicos de música permite a las compañías discográficas trasladar parte de la reducción de costes a los consumidores, disminuyendo los precios finales.


Adicional a eso, los formatos electrónicos de música presentan grandes ventajas para los consumidores, dado que se mejora el proceso de compra sustancialmente, al tener el consumidor toda la información necesaria y toda la oferta aglutinada en una misma página web contar con la posibilidad de hacer compras selectivas (de canción en canción). Por todo ella es previsible una migración de ingresos desde los formatos clásicos (cinta y CD) a la música descargada por Internet.


No obstante, a corto plazo existen distintos factores que limitarán el alcance del impacto de Internet en el negocio musical: la copia ilegal de música (más fácil en formatos digitales como MP3 que con los formatos anteriores), las lagunas legales (sobre todo en lo referente a los derechos de autor) y el tiempo de descarga de la música (que mejorará a medida que se implante el acceso a Internet por banda ancha).



TRANSPORTE AÉREO Y TURISMO


  • Los viajes son un producto muy adecuado para ser comercializados por Internet.
  • Para las compañías de transporte y hoteles, Internet es un nuevo canal de venta directa que permite reducir los costes de distribución, realizar un marketing más personalizado y ampliar el rango de productos.
  • Internet creará una presión deflacionista en el negocio de contenidos, que puede producir un aumento global de la demanda de viajes.
  • Las líneas aéreas se beneficiarán especialmente del desarrollo de la emisión electrónica de billetes y de las ventas directas por Internet, gracias a la fortaleza de sus marcas.
  • Internet facilita el desarrollo del negocio de las líneas aéreas de bajo coste.
  • Las agencias de viaje tradicionales se verán amenazadas por la des – intermediación que produce Internet y sufrirán el aumento de competencia derivado de la aparición de las agencias virtuales.
  • El impacto será menor para los tour – operadores, ya que su valor añadido se hace paquetes de viaje y ofrecer mejores precios gracias a su poder de compra.
  • Los sistemas de distribución global pueden actuar como motores de búsqueda de los proveedores de contenido y de los intermediarios virtuales, así como crear sus propias agencias de viaje en la red.
  • Las compañías españolas del sector en general han adoptado estrategias defensivas, considerando Internet solamente como un canal de distribución adicional.


En esta sección se analiza, en primer lugar, el impacto de Internet en los distintos tipos de compañías que operan en el sector. Para los proveedores de contenido (líneas aéreas, otro medios de transporte, hoteles), Internet es un nuevo canal que va a permitir reducir los costes de distribución, ya sea por las ventas directas al público o por las realizadas a través de agencias virtuales, que cobran menores comisiones, lo que se debería traducir en un aumento de los márgenes.

Por otro lado, las agencias de viaje tradicionales se verán amenazadas por el fenómeno de des – intermediación derivado de Internet. Además, la nueva economía digital permite la aparición de compañías que basan sus negocios en la red, como las agencias de viaje virtuales con lo que aumenta la competencia. Los tour – operadores, cada vez más integrados en grandes grupos turísticos, no deberían verse amenazados por el desarrollo de Internet, ya que siguen aportando el valor de construir paquetes de viaje y, al operar con grandes volúmenes, ofrecen mejores precios.

Por último, los sistemas de distribución global (GDS) están muy bien posicionados para aprovecharse del desarrollo de Internet, prestando sus servicios a los operadores virtuales suministrando tecnología web a las empresas del sector, o estableciendo agencias de viaje propias en la red. Finalmente, se abordarán las estrategias que las principales compañías españolas del sector de viajes están adoptando frente a Internet.