¿Que Información desea encontrar en este Blog?

miércoles, 20 de julio de 2011

10 Errores en el Marketing Inclusivo para Mujeres

¿por que el marketing femenino? 


En el mundo las mujeres representan el 51% del mercado y realizan el 80% de las compras, para el 2015 habrá 1200 millones de mujeres trabajadoras; un estudio reciente del grupo consultor de Boston asegura que las mujeres como consumidoras conforman hoy la oportunidad comercial más importante para las empresas. De allí que cada vez  se destaca la importancia de comprender la forma de pensar femenina para comprar determinadas marcas.


¿Acaso hacen falta ideas innovadoras o que entiendan el mundo de la mujer? Un conocido diario afirma que hacen falta ideas frescas, valientes y estimulantes en la publicidad de los productos orientados al público femenino. Las mujeres huyen de la publicidad que intenta retractar una emoción si conseguir provocarla o que las presente como un estereotipo de modelo masculino. (Tomado de Fenalco Bogotá edición diciembre de 2010)


Los expertos admiten que existe un notorio desconocimiento de las más diversas cuestiones de género y de las diferencias entre hombres y mujeres en el proceso de compra.


El estudio de Boston Cosulting Group muestra 10 típicos errores que se comenten cuando se trata de crear y vender productos pesados para la mujer desde una óptica masculina.


1.   Ignorar la importancia de lo emocional.


Mientras el hombre realiza sus compras habituales por la rutina de reemplazar sus productos, la mujer se deja llevar por los sentimientos que esa compra le provoca. Hay evoca emociones y provocar a los sentidos, usar el lenguaje visual y hablar “con ellas” y hablarles “a ellas”.


2.   Recortar los precios para maquilar las ventas.


Estimular las ventas mediante promociones surte e ocasiones el efecto contrario al esperado en las mujeres. Ellas exigentes en la calidad pueden llegar a pensar que los precios bajos evidencian productos mediocres.


3.   No cambiar los productos de un año para otro.


No es conveniente extender el desarrollo del ciclo de un producto realizando pocos cambios en el mismo de una temporada a otra, las mujeres buscan la novedad, lo mejor y se dejan cautivar por la innovación.


4.   Afeminar los productos para hombres.


Otro error común es adaptar los productos desarrollados inicialmente para hombres a las mujeres, cambiado el tamaño, la forma el empaque, el color o la estrategia de marketing. En la mayoría de los casos cuando una mujer siente que el producto no ha sido creado originalmente para ella tienda a rechazarlo.


5.   Equivocarse en la diferenciación.


Muchos mercadólogos (expertos en marketing) ignoran la importancia de estudiar las diferencias culturales de género para captar con eficacia al público femenino y lograr un marketing inclusivo de mujeres y hombres.


6.   Torpe comunicación.


En gran parte de la publicidad las mujeres son invisibles o estereotipos de modelos masculinos. Es más eficaz que quienes establezcan la comunicación de las marcas hacia las mujeres piensen y se sientan como ellas. Uno de los motivos de este error es que la mayoría de los grupos creativos en grandes empresas están conformadas por hombres; “nadie como una mujer entiende a otra mujer” por eso las empresas le apuestan a las “expertas” e marketing y publicidad; sin decir que no existan hombres expertos e la psicología femenina.


7.   Descuidar la necesidad de crear productos que ahorren tiempo.


A pesar de una cierta redefinición de los roles sexuales e el hogar, e buena medida las tareas domésticas siguen siendo desempeñadas por mujeres; por eso aquellos productos que ahorren tiempo e estas labores so destacados en los nuevos modelos de marketing inclusivo.


La mujer moderna a sobrepasado el estereotipo de mujer resignada al hogar en todos los aspectos; sigue siendo hermosa, brillante, capaz de arrodillar a cualquier general y de gobernar cualquier estado; la mujer de hoy busca retos inalcanzables en el tiempo, da ejemplo, cría hijos y cumple sus sueños.


Es exitosa, muy inteligente, capaz, y no ha dejado por ello de ser femenina; es madre, esposa, amante, amiga, confidente, novia, empresaria, trabajadora, científica, viajera, soñadora, escritora y mucho más; por eso la importancia del marketing inclusivo para las mujeres.


8.   Ignorar la importancia de lo social


Las mujeres son mucho más sociables que los hombres, recomiendan más y se sienten mucho mejor haciéndolo; y es por eso que en una mala experiencia con la marca sus críticas son mucho más dura; las mujeres son mucho más exigentes que los hombres, prueba de ello es acompañar a tu novia a comprar un par de calzado, en donde resulta probando todos los modelos posibles de todas las tiendas disponibles y posiblemente lleve el primero que se midió.


9.   Olvidar los diseños estéticos.


El consumidor hombre enfoca sus prioridades a la hora de comprar en la funcionalidad, la durabilidad y el precio. La mujer en cambio valora la estética del producto como parte emocional de la decisión de compra.


10.              Infravalorar la importancia del amor


La mujer considera que el amor es el aspecto más importante de su vida. Pero el amor en todas sus facetas como el de una madre hacia su hijo, el amor de pareja, el amor de hermanos. Las mujeres casadas con hijos son más receptivas a aquellos productos y servicios que digan “te quiero”.


Por eso hoy hablar de marketing femenino, modelo inclusivo para mujeres es hablar de rentabilidad.



SENA KNOWLEDGE FOR ALL COLOMBIANS