¿Que Información desea encontrar en este Blog?

miércoles, 16 de diciembre de 2015

El Desarrollo de Internet en las Líneas Aéreas

El desarrollo de Internet supone una serie de ventajas para las líneas aéreas, tanto por el lado de los ingresos como por el de los costes. Por el lado de los ingresos.

• Internet permite a las líneas aéreas realizar un marketing más personalizado que puede traducirse en un incremento de sus ingresos. Las bases de datos con perfiles de viajeros que obtendrán las líneas aéreas a través de la venta de billetes por Internet harán más efectivos sus esfuerzos de marketing y mejorarán la calidad de su servicio. Además Internet ofrece la posibilidad de enviar ofertas a determinados clientes por correo electrónico, evitando tener que hacer una oferta global.
• La venta de productos y servicios de otras compañías (plazas de distintas aerolíneas, habitaciones de hotel, alquiler de coches) mediante enlaces en una sola página web constituye otra posible vía de entrada de ingresos. Esto beneficia principalmente a las líneas aéreas, que podrán usar la fortaleza de sus marcas para atraer demanda y ofrecer otros servicios. Creemos que esta es la estrategia más acertada para aprovechar las ventajas que ofrece Internet. Lufthansa, por ejemplo, a diferencia de Iberia, Spanair o Air Europa, vende en su página web billetes de otras compañías. Por otro lado, las alianzas de compañías, como OneWorld, también fomentarán las ventas cruzadas.
• Además, Internet facilita la realización de otras prácticas, como la subasta de billetes que permitirá a las líneas aéreas vender billetes de última hora que de otra forma no se venderían. Estas ventas irán directamente a resultados, ya que su coste marginal es caso nulo. Además, esta práctica comercial les sirve a las líneas aéreas de reclamo para dar a conocer sus páginas web y potenciar las ventas directas a través de este canal. El único riesgo que entraña es que podría hacer ganar peso a este tipo de demanda, metiendo a las compañías aéreas en un círculo vicioso de ventas de última hora a precios reducidos.
• Finalmente, las líneas aéreas también se beneficiarán del aumento del transporte de mercancías como resultado del desarrollo de las compras a través de Internet. Sin embargo, una reducción del envío de documentos podría contrapesar parcialmente este incremento.

Internet reduce los costes de distribución de las líneas aérea. 

Internet reduce otros costes operativo.

Las reducciones de precios derivadas de Internet pre visiblemente incrementarán la demanda

Internet también permite reducir el circulante de las líneas aérea.

Por el lado de los costes, Internet también presenta ciertas ventajas.

• En primer lugar, permite reducir los costes de distribución. Esta es generalmente una de las mayores partidas de costes para las líneas aéreas, después de la amortización, de personal y del combustible. Por ejemplo, para Iberia, los costes de distribución supone aproximadamente un 11% del precio del billete, e incluyen partidas como las comisiones de las agencias (7-9% del precio del billete), las tarifas del sistema de distribución global (GDS) y los gastos de publicidad.

Internet es un canal más que permite a las aerolíneas vender directamente sus billetes (como por ejemplo los call centers), evitando las agencias de viaje y, en algunos casos a los sistemas de reserva, reduciendo así sustancialmente las comisiones de distribución, lo que tiene un gran impacto en sus cuentas de resultados. Además de la reducción de costes que pueda suponer la venta directa, hoy por hoy, las comisiones cobradas por las agencias de viaje virtuales son también significativamente menores que las de las agencias tradicionales, dado que tienen estructuras de costes mucho más bajas.

• Por otro lado, la posibilidad de emitir billetes electrónicos (e-ticketing) elimina el problema de tener que transportar un producto físico. Este es un aspecto crítico para el desarrollo de la venta de billetes por Internet, por los ahorros de costes que conlleva (entrega del billete, personal de mostradores de facturación, manipulación de billetes físicos después del viaje, papel).
• Además, Internet permite a las líneas aéreas obtener ahorros en los costes operativos de las transacciones con clientes y proveedores. Así, por ejemplo, la prestación de servicios de atención al cliente (tales como ofrecer a los viajeros asiduos información sobre millas acumuladas, hacer cambios de reservas o recibir información de los proveedores sobre los pedidos), resulta más barato a través de Internet.

Es previsible que estas reducciones de costes, junto con el lanzamiento de ofertas en la red por las compañías aéreas que quieran fomentar su uso como canal de distribución, creen una presión deflacionista en el sector. Esta potencial reducción de precios puede producir un aumento global de la demanda de viajes, que puede generar aún más economías de escala para las líneas aéreas. La presión deflacionista tendrá un mayor impacto en los viajes de placer, que experimentarán una progresiva, comoditización, ya que su demanda es la mássensible al precio. La demanda de viajes de negocios es más inelástica al precio, con lo que la deflación podría llegar a resultar en menores ingresos para las compañías del sector. En este tipo de viajes influyen más otros factores como la frecuencia de los vuelos, los programas de fidelización y la calidad del servicio.


Otra mejora en la eficiencia de las líneas aéreas fruto del desarrollo de Internet es la reducción del circulante. Las ventas directas a través de la propia página web adelantan el cobro del importe del billete para las aerolíneas respecto a las ventas a través de agencia de viajes. Además, la mayor eficacia de los sistemas de gestión de aprovisionamientos mediante Internet también permitirá reducir los inventarios.