¿Que Información desea encontrar en este Blog?

miércoles, 1 de abril de 2015

La importancia de la estrategia digital para tu negocio

Estrategia Digital


Pensemos en el caso típico: una empresa contrata nuevo personal en su departamento de comunicación o marketing. El equipo tiene muchas ideas y ánimo y todos están emocionados por las oportunidades de vender por internet. Se contrata el diseño y construcción de una página web, se abren cuentas en las redes sociales más populares y hasta se destina una parte del presupuesto para un poco de publicidad.


Los resultados del primer mes del nuevo marketing digital son espectaculares. Las visitas a la página web se han triplicado y la cuenta de Facebook sobrepasó los 5.000 likers. Incluso los gerentes más escépticos se muestran contentos. Para el tercer mes, las visitas se han estancado y la comunidad de redes sociales ya no participa tanto como al inicio. El equipo de comunicación y el de marketing están ocupados con un proyecto y cada vez tienen menos tiempo para dedicarle a los canales digitales de la empresa. Para el sexto mes las actualizaciones son esporádicas y casi todas las herramientas se han convertido en una carga extra para ambos equipos. Para finales del primer año las redes sociales están abandonadas y la página web muestra información obsoleta y poco interesante. El resultado final: dinero y esfuerzo desperdiciados.


Pero ¿qué es lo que falló? Ahora que el acceso al internet está creciendo, muchas empresas se lanzan al ciberespacio con más emoción y esperanza en lugar de planes, metas y objetivos. Casi nadie se preocupa de crear una estrategia digital antes de abrir canales y plantear una conversación con el usuario o posible cliente ¿La competencia tiene una cuenta de Twitter y nosotros no? ¡Abramos una! ¿Acaba de abrirse la última y más popular red social? ¡Ya tenemos un nombre de usuario!


Si en verdad queremos que nuestras acciones de comunicación digital tengan alguna incidencia en los objetivos de la empresa y que se conviertan en oportunidades de negocio en Internet, debemos planificarlas con gran cuidado. Al tratarse de un medio tan masivo e inmediato, actuar en Internet no es cuestión de hacer por hacer. Es necesario realizar la planificación de la comunicación digital, tomando en cuenta las fortalezas y debilidades de la empresa para maximizar sus resultados. En general, plantear una estrategia exitosa es un proceso de 5 pasos:


·         Plantear objetivos: Todas las metas de nuestra estrategia deberán ser relevantes, alcanzables y medibles. Las acciones en internet no son cuestión de moda. Se tiene que pensar en qué beneficios tienen y si son rentables o no.
·         Definir públicos: ¿A quién buscamos atraer con nuestras acciones? ¿Cuáles son los intereses y preocupaciones de ese grupo?
·         Definir un plan de acción: Esta es la hoja de ruta para cada uno de nuestros objetivos. Hay que definir los elementos necesarios para alcanzarlos, los recursos disponibles y los responsables de cada una de las acciones que se emprenderán.
·         Diseñar campaña: Si nuestra estrategia tiene presupuesto para publicidad, es necesario definir cuántas campañas se harán. Luego, tenemos que establecer la temática y los objetivos específicos de la campaña para poder diseñar los mensajes.
·         Evaluar y medir: Cada cierto tiempo es importante comparar los resultados obtenidos con las metas planteadas. El internet es dinámico y eso se debe reflejar en la estrategia. Si algo no está dando resultado, es mejor desecharlo y tratar algo nuevo.


Estos 5 pasos forman un ciclo de constante mejora que tendrá que ser monitoreado y optimizado con frecuencia.



Usualmente, las acciones no planificadas con coherencia y anterioridad pasan una factura bastante costosa. No es raro ver páginas web sin modificaciones desde el año 2000 y cuentas de Facebook cuya última actualización fue hace más de 6 u 8 meses. Esto no solo le quita seriedad y autoridad a una empresa, sino que genera una imagen negativa que, en internet, puede ser razón suficiente para perder clientes. Es por eso que crear una estrategia se vuelve tan importante. Esto marca la diferencia entre un camino claro y dar manotazos en la oscuridad.