¿Que Información desea encontrar en este Blog?

miércoles, 1 de abril de 2015

La importancia de la estrategia en el marketing digital

La estrategia es la clave de cualquier proyecto de marketing digital, es más, es la clave para cualquier proyecto. Pero muchas veces nos dejamos llevar por las herramientas, por los medios, en vez de fijarnos en los objetivos, en el fin de nuestro proyecto.


Cuando hablamos de marketing digital estamos hablando de la promoción en Internet, en el medio digital por excelencia (sé que es más complejo pero es una forma de simplificar para que se entienda a grandes rasgos).


Cuando hablamos de estrategia nos referimos a cómo vamos a alcanzar los objetivos planteados por tanto eso es lo primero que tenemos que saber, qué objetivos tenemos. Sorprendentemente muchas veces me encuentro con personas que utilizan herramientas de marketing digital sin tener un objetivo claro.


Por tanto las herramientas que hemos ido comentando en los posts anteriores deben utilizarse siempre como un medio para alcanzar el objetivo definido en la estrategia. Hay muchas formas de plantear una estrategia en marketing digital, podemos remitirnos a una clásica de la planificación pero aplicada al mundo digital, al fin y al cabo sólo cambiarán las herramientas que utilicemos.


Antes de ello un consejo que me dio hace muchos años uno de los mejores profesores que he tenido jamás, Jose María Bernabé, en cualquier proceso de planificación el primer paso es coger un folio en blanco y un bolígrafo y esa reflexión debe ocupar un 20% del proceso. Si pensamos bien tenemos muchas más posibilidades de reducir la incertidumbre de un proyecto y de optimizar nuestros recursos y por tanto estaremos más cerca del éxito del proyecto.


– En primer lugar hemos de pensar en el objetivo, qué queremos lograr y paralelamente en el cliente, a quién se lo vamos a ofrecer. Hay que tener en cuenta que podemos plantear diversas categorías, no es necesario atender a un sólo objetivo, sino que puede haber varios y tener distinta importancia. Igualmente los clientes los podremos segmentar para tenerlos agrupados en función de sus intereses, de esta forma estaremos más enfocados.


– En segundo lugar hay que plantear la metodología, cómo vamos a alcanzar esos objetivos. Eso significa seguir unos pasos, tener lo que hoy se denomina una “hoja de ruta” que será el Social Media Plan que desarrollaremos en el próximo post. Dentro de esta metodología también plantearemos los indicadores, es decir, cómo vamos medir los objetivos a alcanzar y con qué métricas lo vamos a hacer, tanto cuantitativos como cualitativos. La importancia de medir es básica, si no medimos no podemos tener una referencia y por tanto vamos a ciegas, hacemos las cosas sin sentido y por tanto con escasas posibilidades de éxito.


– En tercer lugar los medios, las herramientas que vamos a usar para alcanzar los objetivos. Aquí es donde entran todos los medios sociales agrupados en categorías como herramientas de conversación (Facebook, Twitter, Google Plus, Linkedin), de contenidos (Youtube, Flickr, WordPress, Pinterest, Instagram), de geolocalización (Google Local, Foursquare), etc.


Por tanto antes que plantearse abrir canales de comunicación o realizar campañas de marketing es necesario una estrategia basada en pensar y reflexionar sobre lo que queremos hacer, no cometamos el error de muchas empresas de empezar la casa por el tejado, un objetivo bien claro en lo alto, unos buenos cimientos, un buen plan y comenzar a construir nuestro proyecto con esfuerzo y constancia, no hay más.